*

X

65 horas de Miles Davis, el músico que cambió la historia del jazz (PLAYLIST)

Arte

Por: pijamasurf - 02/04/2018

Una playlist para seguir la evolución del talento de Davis

Miles Davis dijo alguna vez de sí mismo que, a lo largo de su trayectoria, había cambiado la música unas cinco o seis veces. 

La idea puede sonar exagerada, pero en el fondo no es del todo imprecisa. De todos los grandes músicos que han tramado la historia del jazz, Davis es quizá uno de los pocos que pueden encontrarse siempre entre las primeras filas de todas las variantes que ha tenido el género a lo largo de su historia, siendo él mismo, en no pocas ocasiones, quien se encargó de abrir nuevas sendas, nuevas formas de experimentar y nuevas expresiones para el género.

Del bebop en el que se formó –en la legendaria banda de Charlie Parker– al cool jazz, el hard bop y las exploraciones vanguardistas de los años 70, Davis escribió con su creatividad algunos de los capítulos más singulares en el desarrollo del jazz, arriesgándose hacia zonas que otros, por temor o por otras razones, no quisieron conocer.

En la playlist que ahora compartimos se compila toda la discografía de Miles Davis (con excepción de los álbumes que grabó cuando aún formaba parte del grupo de Charlie Parker). Se trata de 65 horas de genialidad pura, progresiva, admirable, que además, por seguir el orden cronológico de los álbumes, nos ofrece la circunstancia siempre especial de poder seguir la evolución de un talento, sus transformaciones sucesivas y sus giros inesperados.

“No temas a los errores: no existen”, dijo alguna vez Davis, y esas pocas palabras explican la razón de su genio.

 

También en Pijama Surf: La playlist de jazz de Haruki Murakami

Tercera edición del Bye Festival 18 y 19 de enero en Xalapa: antropología tropical en medio de la catástrofe

Arte

Por: pijamasurf - 02/04/2018

El festival de cultura y reflexión Bye Festival, con la rúbrica de "Réplicas del temblor en estridentópolis", se llevará a cabo el 18 y 19 de enero en Xalapa, Veracruz

El Bye Festival celebra su tercera edición este 18 y 19 de enero en la ciudad de Xalapa, Veracruz, regresando a su sede, después de de llevar a cabo también una edición en la ciudad de Buenos Aires.  Antes de la destrucción, total se pueden observar ciertas luces que cuestionan, critican y trazar nuevos panoramas. En un mundo caótico y decrépito que no logra imaginar el futuro, el Bye Festival se asume como un "sonido con sentido que saluda a lo que queda del presente cuando todo lo demás ha dicho adiós", un consejo o rescoldo de visiones políticas y artísticas en medio de la (perpetua) catástrofe.

En este caso el festival se titula "Réplicas del temblor en estridentópolis" y se inspira en la acción colectiva espontánea de la sociedad luego de los pasados sismos del mes de septiembre del 2017. Busca entonces generar bajo este envión anímico  "un diálogo crítico entre creadores, gestores, artistas, colectivos, activistas y sociedad civil con la intención de demostrar que es posible producir cultura así como plantear posibilidades fuera de los canales legitimados por el Estado".  Promovido por artistas y gestores nacidos en Xalapa pero que viven en diferentes partes del mundo, el festival busca regresar a esta ciudad su importancia como un referente cultural y recobra su "temple cosmopolita", más allá del olvido, la desintegración de las instituciones y el desgarre perenne de la sociedad.  

Surcando la ola intencional de tropicalizar el mundo, de hacer antropología del color y el sonido del pensamiento, el Colectivo Krakatoa extiende su visión descentralizada y horizontal de la cultura contemporánea: polifonía y caleidoscopio que quiere volver a sonar y viajar. En esta ocasión el colectivo, que cuenta entre su miembros al escritor y colaborador de este sitio Rafael Toriz y al también escritor Luis Emilio Gomagú, entre otros, ha recibido el apoyo de La casa del hijo del Ahuizote, la librería Los Argonautas, Coffee and Saturday, el Centro Cultural Tierra Luna, la galería Flavia y la Facultad de Música en Xalapa.

El Bye Festival cuenta con mesas de discusión sobre temas pujantes y urgentes, lecturas de poesía, brindis al borde del apocalipsis,  exposiciones de arte, sesiones de música y presentaciones de libros. Todo un coctel de cultura tropicalizada.